Ya están en el mercado las primeras cerezas certificadas del Jerte

Cerezas

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha comenzado a certificar las primeras cerezas de esta campaña. Se trata de la variedad Navalinda, la única que teniendo pedúnculo está certificada como Cereza del Jerte.

En el Valle del Jerte se cultivan más de 100 variedades de cerezas. Sin embargo, solo cinco variedades autóctonas cuentan con el sello de la Denominación de origen Protegida “Cereza del Jerte”. La Navalinda es la primera en llegar, la que empezaremos a ver estos días en las estanterías de fruterías y supermercados. Se distingue por su color oscuro y su sabor dulce.

La cereza Navalinda

La Navalinda es muy apreciada en los mercados europeos, que esperan siempre su llegada a mediados de mayo.  El resto de variedades acogidas bajo la Denominación de Origen son las picotas: crujientes, dulces y frescas; cuyo rabito se queda prendido en el árbol de forma natural, y se comercializan sin él.

Las cerezas con Denominación de Origen Protegida son fáciles de encontrar en cualquier frutería gracias a la contraetiqueta que acompaña cada caja de cerezas y picotas procedentes del Valle del Jerte.

Las Cerezas Certificadas del Jerte se distinguen de las de otras zonas productoras por su sabor único y su alto contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides y numerosas propiedades más. Todo ello se consigue gracias a su cultivo, natural y tradicional que realizan los agricultores de la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte. Además, la certificación asegura un estricto control de calidad, una cuidada selección que garantiza que, al consumidor, solamente le lleguen las mejores cerezas, que serán las que se identifiquen con el sello de la Denominación de Origen Cereza del Jerte.

El presidente del Consejo Regulador, Emilio Sánchez, ha declarado que “La campaña de momento está siendo regular, las lluvias han estropeado una gran parte de la cereza temprana, aunque le vendrá muy bien a la Picota del Jerte”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *